La fiesta de la Mercè y la gastronomía

Como en todas las fiestas populares, la gastronomía es una de las protagonistas y para la patrona de Barcelona, la Mercè, la ciudad se ha puesto las pilas.

Por un lado, se celebra la 35ª “Mostra de Vins i Caves de Catalunya”, en el paseo de Lluís Companys entre el Arc del Triomf y el Parc de la Ciutadella.

El parque se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles para esta fiesta.

Este es el segundo año en el que el Van Van Market tiene presencia en las instalaciones, siendo uno de los protagonistas de la fiesta; además en esta edición está también en Montjuïc, tanto en el Castell como en el Palacete Albéniz, cerrado al público habitualmente.

El fenómeno del Street Food es tendencia; en la ciudad de Barcelona no hay evento, ya sea de street art o mercadillos tipo vintage, sin la presencia de las caravanas gastronómicas.

Este año en la Mercè la ciudad invitada es Buenos Aires; descubrimos un puesto de comida y sobre todo de dulces argentinos, imprescindible.

Para nosotros es importante destacar que aparte de la buena comida, el ambiente que se genera en el Parc de la Ciutadella, junto con las atracciones vintage y las proyecciones, es digno de ver.

Cuando paseo los días de la Mercè por el parque, pienso en los turistas que vienen por primera vez a la ciudad y creo que el lugar se convierte en un elemento fantástico para visitar. Si pueden hacerlo de noche mejor, para poder ver las proyecciones.

Eso si, ya sea en la Mercè o en cualquier otro evento, debemos armarnos de paciencia con las colas en hora punta.

Nosotros este año en lugar de entrar en la muestra de vinos y cavas, optamos por tomar una copa sentados en unos silloncitos entre la puerta y la calle de una bodega muy auténtica y agradable en el Born, la Bodega Maestrazgo. Que es otra manera de disfrutar de la ciudad.

Bodega el Maestrazgo

Al terminar la copa, después de tanto pasear y de comprar la correspondiente botella de vino del Montsant, decidimos hacer nuestro propio bocadillo tipo street food, pero en casa, para ello compramos panecillos de viena en una de las mejores panaderías de la ciudad, Barcelona Reikjavik.

¡Afortunadamente al cocinero lo tengo en casa!

Bona Mercè!

Del 19 al 24 de septiembre

La gastronomía, la vida…

Antiguamente los hogares se estructuraban alrededor de la cocina, todavía se mantienen casas de pueblo con un horno de piedra, porque era en la cocina donde las familias pasaban gran parte del día. Me encanta esa idea, la cocina y cocinar, da vida a las casa.

En nuestra casa la cocina es una habitación más, pero cuando se cocina (habitualmente no soy yo…) se convierte en la estancia más concurrida, acompañando al chef con música, conversación e incluso con lectura.

En Francia, donde las cocinas siguen ocupando en muchas casas un lugar protagonista, es habitual que los invitados lleguen a una comida o una cena cuando el anfitrión está empezando con los preparativos, de esta manera se comparte todo el proceso, los invitados ayudamos o nos tomamos una copita de vino y conversamos alrededor de los cocineros mientras la comida va tomando forma.

En el colegio de nuestro hijo se celebra cada año la fiesta Intercultural, un maravilloso día en el que las familias preparan platos tradicionales de sus tierras (y son muchas tierras afortunadamente en este colegio). La fiesta permite que conozcamos platos con los que ni soñábamos.

Esta reflexión en torno a la importancia de la gastronomía como estilo de vida, lo vi reforzado con grata satisfacción leyendo un artículo en El País sobre Jackson Pollock. Resulta que a pesar de ser conocido en su vida privada por los excesos con el alcohol, su gran afición junto con su mujer la artista Lee Krasner, era la cocina. Gracias a ésta organizaron grandes cenas con amigos y personas influyentes en la vida social y sobre todo cultural del momento, porque la gastronomía no es sólo la comida, sino también la historia y el ambiente que creas sobre ella…

pollock

Los Pollock eran muy buenos anfitriones. Vivían en una casa en un pueblo en el estado de Long Island, en una zona poco frecuente para personas de su perfil, pero para la pareja lo importante era poder cultivar sus propias verduras. Gracias a sus invitaciones y a mostrar un estilo de vida tan atractivo que giraba alrededor de la cultura de la gastronomía, la zona acabó poniéndose de moda y muchas de las personas influyentes quisieron tener también allí su casa con huerto.

Afortunadamente mis amigos arquitectos y sus clientes también consideran que la cocina hoy en día sigue ocupando un lugar muy especial en nuestras vidas. Muestra de ello Meta studio, que diseña pisos en las grandes ciudades integrando las cocinas como punto neurálgico de las viviendas.

metastudio

Degustación de quesos europeos en el Mercado de Triana, Sevilla

La “Jamonería José Luis Romero” continúa con sus sábados de degustación, con una cata de los mejores Quesos Europeos en su tienda del Mercado de Triana, Sevilla.

Stilton Inglés, Porthole al Oporto, Quesos de Cabra Payoya de la Sierra de Cádiz, Cabrales Asturiano, Roquefort Francés, Azul Danés o Queso al Pimentón Picante, Emborrado, al Ron Añejo, al Pedro Ximénez o al Pesto serán algunas de las muestras que los asistentes podrán saborear en la cata, tendrá lugar mañana sábado 21 de marzo, desde la apertura al cierre, de 8:00 a 16:00 h.

El evento también permitirá disfrutar de un espacio degustación, y a explorar de cerca la propuesta de aceites de oliva con D.O y la vinoteca, que cuenta con una selección de los mejores vinos de la tierra para acompañar carnes, pescados, arroces, jamones o los quesos que se probarán durante la cata en la “Jamonería José Luis Romero”.

La Jamonería José Luis Romero se fundó en 2009 y es especialista en el corte de jamón a mano, cuenta además con una amplísima selección de productos con D.O, entre jamones ibéricos, quesos nacionales e internacionales, aceite de oliva, vinos y delicatessen.
Espero que lo disfruten!!!